Qué previsiones pueden tomar los despachantes para optimizar el transporte de mercaderías

Noviembre 2017

Qué previsiones pueden tomar los despachantes para optimizar el transporte de mercaderías

Medio: Despachantes Argentinos | www.despachantesargentinos.com

Por Javier Carrizo, CEO de GEA Logistics

Al hablar de importación y exportación, existen diferentes eslabones y operadores que intervienen en la cadena. Allí participan, entre otros, tanto los despachantes de aduana como las empresas de logística.

En ese sentido, podemos observar algunas características del trabajo y de la manera de preverlo, que pueden ser de gran utilidad para agilizar la parte del proceso en donde la mercadería es transportada.

La empresa de transporte necesita contar, en primer lugar, con todos los datos de la operación, tales como la fecha y hora de posicionamiento de la unidad y especificaciones de la carga, como así también las características del lugar de inicio y finalización de la misma.

Conocer estos aspectos hace que se pueda seleccionar la unidad adecuada y se cumpla con los tiempos y requerimientos en forma eficiente.

Manejo de mercadería y tiempos

Existen, por su parte, aspectos relacionados al manejo de la mercadería o el contenedor, que puede ser de utilidad conocer por parte del despachante.

En ese sentido, es importante especificar los requisitos para realizar la operatoria. Por ejemplo, en el caso del traslado de contenedores el mismo puede requerir que se cargue al ras de la culata de la unidad. A su vez, en caso de contar con extra medida, resulta fundamental analizar el packing list y verificar de manera presencial la mercadería a trasladar.

En relación a las Cargas Internacionales sugerimos siempre estar muy atentos a la tramitación de los certificados y presentación de los mismos. Así también, debe haber una comunicación permanente entre el despachante y el transporte para la confección de la documentación y la coordinación de la carga.

Por otro lado, existen variables relacionadas con los tiempos de tránsito interno, que deben controlarse previamente.

Las operaciones en contenedores llamadas de media distancia -las que van entre los 300 km a los 800 km desde el origen aproximadamente.-, deberían completarse dentro de un plazo máximo de 3 días. Las cargas de larga distancia, por ejemplo aquellas que van más allá de los 800 km desde el origen, suelen tomar un plazo no menor a 4 días completos.

Recomendaciones finales

Siendo que los transportes deben mantener las unidades en circulación continua para solventar sus costos, resulta de utilidad que haya mínimo 24 horas de preaviso para una determinada operación, de manera de poder asegurar la disponibilidad del servicio.

Dicho plazo se extiende a 48 horas cuando se requiere un carretón, debido a los permisos de vialidad que se deben gestionar previo a la carga. Igualmente se entiende que puedan ocurrir urgencias que obliguen a cumplir con la disponibilidad de forma inmediata.

En el mismo sentido, resulta muy útil poder contar en forma anticipada con la documentación y detalles de la mercadería. Eso permite configurar de manera eficiente el procedimiento de la operación específica.

Si bien muchos de estos aspectos forman parte del intercambio diario entre despachantes y empresas de transporte, el conocerlos en profundidad y, por encima de todo, anticiparse, ayuda a que la mercadería llegue a destino en los tiempos y las condiciones necesarias.