El emprendimiento logístico en pleno cambio

El emprendimiento logístico en pleno cambio

Los nuevos hábitos de consumo, el e-commerce, las exigencias del usuario final y las necesidades medioambientales están teniendo un reflejo directo sobre el sector logístico. En este entorno de incertidumbre, son muchas las iniciativas creadas para promover el cambio logístico, la mayoría encabezadas por jóvenes emprendedores. Sin embargo, ¿cómo cambia el panorama emprendedor al otro lado del charco?

El Lab de EAE Business School en Madrid acogió el pasado miércoles el evento “Emprendimientos logísticos: ARG vs ESP”. Durante la celebración, se contó con la participación de Javier Carrizo, socio fundador de GEA Logistics y autor del libro “Dejarse enseñar”; representando a Argentina, Jorge Padrino Santos, responsable de Proyectos de Truck & Wheel; representando a España y moderado por Carolina Castro Martis, especialista en atracción de talento y formación de Boreal SC y Cristian Ferreyra, CEO de Hublogístico.

“La cultura del trabajo cambió y si bien siempre hay una pirámide jerárquica hoy todo es más horizontal. Veo cómo el crecimiento se desarrolla hacia los costados y no solo hacia arriba y eso se logra con trabajadores comprometidos con la empresa y viceversa”.

Así lo destacaba Javier Carrizo durante su intervención tras ser preguntado por el panorama emprendedor, mientras aseguraba que cada vez nacen más pequeñas compañías que componen el grueso del tejido empresarial logístico y donde los cambios se dan desde las mentalidades hasta las estructuras.

Terminaba su intervención destacando el papel de la tecnología en esta industria y su implementación a nivel empresarial, tema que retomó Jorge Padrino para precisar que, si bien “la tecnología crea empleos, también los está destruyendo”. De hecho, aseguraba, “destruye mucho más de lo que crea. Es una realidad con la que nos vamos a enfrentar”.

Todos ellos coincidían: la comunicación es uno de los canales fundamentales para estar cerca de tus clientes, entender sus particularidades y saber satisfacer las necesidades que les surgen.

"¿Qué pasa con la persona que está arriba de un camión o un barco?"

Poniendo sobre la mesa la temática de la atracción y retención del talento, salió a relucir el papel de las personas y los stakeholders más relevantes de una empresa. Un tema para cuya posición, Carrizo tuvo muy claro desde el principio: “No se le puede vender nada a nadie que no quiere comprar. Cuando vamos a ver a un cliente le brindamos lo que él considere que necesita sin dejar de asesorarlo sobre lo que creemos correcto. Para nosotros el cliente es fundamental, el proveedor es un socio y a las empresas las hacen las personas”, señalaba marcando el valor añadido que aporta GEA Logistics en su mercado.

Más orientado a la capacidad de las empresas logísticas para retener personas, como experta en el tema, Carolina Castro remarcó la importancia de generar valores emocionales en los empleados, lograr que se sientan escuchados y no dejar de alimentar su entusiasmo e iniciativa.

Igualmente, Padrino dejó ver alguna anécdota personal para remarcar que es esencial que se sientan parte de algo: “Siempre intento poner un tablón de sugerencias o una base de datos para que los chicos muestren sus ideas”.

Finalizó la tanda Carrizo yendo un poco más allá, al lado humano de las empresas: “Es igual de importante una persona que trabaja conmigo que un cliente. A un cliente hay que cuidarlo porque es quien aporta para que un negocio se desarrolle. Con un trabajador sucede lo mismo y deben estar convencidos de tus proyectos para que estos puedan tener éxito. Tiene que sentirse parte de la empresa. La manera de retener el talento es la comprensión. Entender qué le pasa a la persona dentro y fuera de su entorno laboral”.

Finalmente, Carrizo rompía una lanza a favor de las profesiones “de toda la vida”, precisando que, independientemente de la tecnología, hay factores insustituibles en logística y en cualquier otro sector: “La tecnología es fundamental. Pero, ¿qué pasa con la persona que está arriba de un camión o un barco? Está faltando la gente que hace el trabajo, porque todo deriva hacia la tecnología. Y esto puede desembocar en una grave problemática que se traduzca en la falta de mano de obra”.

Artículo publicado originalmente en Enero de 2020 en C de Comunicación